Home » Qsan Pildoras » Qsan Worm Feature

WORM (Write Once Read Many)

En los comienzos de nuestras píldoras mencionábamos una característica que podía contribuir a la seguridad e integridad de los datos de un almacenamiento: WORM (Write Once Read Many)
Pero, profuncicemos un poco en este concepto que, además del habitual significado en inglés (gusano), tradicionalmente asociado en Informática al malware, ahora podemos asociarlo a una poderosa herramienta de protección de la información almacenada en un sistema.

¿Por qué? ¿Cómo funciona?
Imagina la información contable de una empresa. Legalmente ha de conservarse durante un periodo de seis años. Aplicando la protección WORM a esa carpeta contenedora de la información contable durante el periodo establecido nos aseguramos de que dicha información no podrá ser, en ningún caso, modificada, manipulada o eliminada de ese dispositivo, una vez haya sido almacenada en esa carpeta.
En realidad este concepto no es nuevo: Las tarjetas perforadas eran un medio WORM, ya obsoleto, de los comienzos de la Informática, o por ejemplo los primeros CD-ROM, grabables una única vez.
Muy importante, el hecho de conferir la característica de inalterabilidad al contenido de una carpeta una vez ha sido grabado, además del cumplimiento con posibles requisitos legales, nos está aportando un blindaje a la información, que asegura una protección eficaz contra ataques externos como el secuestro por parte de cripto-lockers (ransomware), el robo o la destrucción de información valiosa.
Se trata además de un sistema que imprime validez legal al contenido protegido (ficheros válidos como prueba en juicios, …)
En definitiva, una característica diferencial a tener en cuenta en tu propuesta de valor al cliente al abordar el planteamiento de un sistema de almacenamiento.